Curiosa formación nubosa: Nube iridiscente

La nube iridiscente se caracteriza por presentar colores semejantes a los que podemos encontrar en manchas de aceite, alquitrán o gasolina en superficies de agua, causados por un fenómeno parecido a la irisación. Es un fenómeno meteorológico de poca ocurrencia que normalmente puede ser observado en altocúmulos, cirrocúmulos y nubes lenticulares.

Las nubes iridiscentes son causadas por la difracción de la luz solar a través de pequeñas gotas de agua o pequeños cristales de hielo que componen estas nubes, desviando los rayos solares de forma individual. Los cristales de hielo de mayor tamaño provocan halos, producto de la refracción y no de la iridiscencia. Si partes de la nube tienen gotas o cristales de tamaño semejante, la acumulación de este efecto provoca su coloración. La nube debe ser fina para que la mayoría de los rayos de luz puedan incidir solo en una gota. Por esta razón, la iridiscencia es normalmente observada en los bordes de las nubes o en nubes semitransparentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x