El final del Universo: Big Freeze, Big Crunch y Big Rip

El destino del universo está determinado por la densidad del universo. La preponderancia de las pruebas hasta la fecha, basadas en las medidas de la tasa de expansión y de la densidad de masa, favorecen la teoría de que el universo continuará expandiéndose indefinidamente, resultando en el escenario del «big freeze» descrito a continuación. Sin embargo, nuevas interpretaciones sobre la naturaleza de la materia oscura también sugieren que sus interacciones con la masa y la gravedad avalan la posibilidad de un universo oscilador.

Big Freeze o muerte térmica

Este escenario es generalmente considerado como el más probable y ocurrirá si el universo continúa en expansión como hasta ahora. Sobre la escala de tiempo en el orden de un billón de años, las estrellas existentes se apagarán, casi toda la materia se descompondrá, y sólo quedará una amalgama de partículas y radiación y la mayor parte del universo se volverá oscuro y Al final, el universo se congelará, terminando frío, muerto y vacío.

Big Crunch, o la Gran Implosión

Según esta teoría la gravedad impedirá la expansión del cosmos, con lo que ésta empezara a encoger hasta finalmente reunir y comprimir toda la materia del universo. Llegados a este punto, surge la teoría del Big Bounce (Gran rebote), que dice, que el universo podría consistir en una secuencia infinita de universos finitos, cada universo finito terminando con un Big Crunch que es también el Big Bang del siguiente universo.  Osea, La materia se expande (Big Bang), en algun momento se empieza a encoger (Big Cruch), y se vuelve a expandir (Nuevo Big Bang)

Big Rip:

Dice que si el universo tuviera una energía oscura elevada, podría desgarrar toda la materia; pero a diferencia del Big Cruch, el universo se convertirá en partículas subatómicas flotantes que permanecerán separadas para siempre, sin cohesión gravitatoria y alguna energía.

.

Fuentes: Enlace1, Enlace2, Enlace3

1 pensamiento sobre “El final del Universo: Big Freeze, Big Crunch y Big Rip

  1. LA VIDA ES ETERNA, ILIMITADA E INFINITA

    Nacemos en ignorancia absoluta; por tanto, con una inteligencia condicionada para nunca acceder a todas las respuestas del cómo, por qué y para qué existe la Vida con sus planos de existencias y en éstos cada elemento constitutivo afectos a las leyes naturales que mantienen el funcionamiento, regulación, equilibrio, sustentabilidad y renovación acorde a sus respectivas naturalezas.

    Esas leyes determinan ciclos: de existencias y de fin de ciclos para los elementos constitutivos.

    Por ejemplo, la Tierra respecto de las leyes cósmicas y físicas que a su vez regulan, equilibran, etc., las fuerzas gravitacionales y energías generadas por el Sol, de cada planeta, lunas, etc., funcionan tanto en relación con nuestro mundo como de cada uno generando los correspondientes ciclos.

    En palabras más simples: la Tierra tras cada miles y miles de años de existencias, alcanza una «configuración geoastronómica específica»; esto es, una posición única respecto de la ubicación de los demás planetas, cuyas fuerzas gravitacionales y energías se concentran respecto de las propias terrestres, a las que se suman la precesión, el bamboleo del eje terrestre u oblicuidad de la eclíptica y órbita excéntrica, cuyas manifestaciones son el calentamiento global que a su vez es causa-efecto del cambio climático, como antesala del cataclismo global. Realidad de la que siempre quedan diferentes grupos humanos sobrevivientes, cuyas generaciones prevalecen las mejor preparadas en su origen, donde el nuevo ciclo de humanidad (re)inicia en una ignorancia prácticamente absoluta, como es evidente la nuestra desde la época de las cavernas.

    En este todo, nuestro Sol nunca se extinguirá porque con sus elementos constitutivos conforma un Sistema Solar Consolidado, por cuanto dichas leyes cósmicas y las «fuerzas» de sus componentes retroalimentan su estructura conforme también a ciclos específicos, de los que sólo sabemos el de 11 años.

    En cuanto al universo y aplicando esta lógica, es evidente que acorde al «tiempo cósmico» correspondiente pasará por el correspondiente fin de ciclo, pero que no significa extinción a cero…

    En resumen, la Vida: todo y cada cosa que existe, es eterna, ilimitada e infinita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x