Diablo espinoso. El lagarto que bebe a través de su piel

Es un lagarto capaz de beber a través de su piel. El agua que cae o se condensa sobre la piel de este lagarto es conducida por capilaridad hasta su boca mediante…

Compártelo!

El diablo espinoso, (moloch o diablillo espinoso australiano) es un lagarto que puebla los parajes desérticos y semidesérticos de buena parte de Australia.


Es capaz de introducir las patas en un charco y transportar agua a su boca a través de su cuerpo


 

Es un lagarto capaz de beber a través de su piel. Cuando llueve, o simplemente hay humedad en el ambiente, el agua que cae o se condensa sobre la piel de este lagarto es conducida por capilaridad hasta su boca.

 

 

 

Posee numerosas espinas que cubren su cuerpo, desde la cabeza a la cola. Este saurópsido pertenece a la familia Agamidae, muy próxima a las iguanas. No resulta fácil verlo ya que se camufla muy bien gracias a su coloración críptica y a las formas sinuosas que le proporcionan las espinas, especialmente cuando permanecen inmóviles. Su color varía con la temperatura, pasando del marrón u oliva de las mañanas, cuando están fríos, al amarillo por la tarde, cuando aumenta la temperatura y están más activos.

 

Mide 20 cm de largo, y se alimentan de una variedad amplia de hormigas. Las cogen usando su lengua al igual que el oso hormiguero. (Se estima que consumen en torno a 750 hormigas al día)

Cuando es atacado, mete la cabeza entre sus patas mostrando una falsa cabeza con pinchos que los hace intragables.

Ponen entre 3 y 10 huevos, que eclosionan entre 3 y 4 meses después. Pueden vivir 20 años. A pesar de su aspecto, es totalmente inofensivo. Se encuentran en Australia central y occidental en los desiertos y terrenos con poca vegetación.

Fuentes: Enlace 1, Enlace 2
Compártelo!

Entrada siguiente

Ojos de diferente color. Heterocromía del Iris ¿Qué es?¿Que lo causa?¿Que tipos hay?

Sáb May 8 , 2021
La heterocromía del iris (iridum) suele tener orígenes genéticos, si la persona nace con esa diferencia de colores, o ser adquirida, lo que dependería del desarrollo de algunas enfermedades, de lesiones o traumas sufridos en la zona ocular. Al tratarse de un elemento tan poco común y, a menudo, anecdótico […]